PROYECTO AMASIJO

Agustín Kuran

Desde Santiago del Estero, Amasijo es el proyecto de cocina regenerativa de Agustín Kuran.

De triple impacto, revolucionó la gastronomía de la capital santiagueña con un enfoque culinario centrado en la producción y el consumo de alimentos de manera sostenible y regenerativa.

Amasijo se preocupa por la calidad y la procedencia de los alimentos, y busca fomentar métodos de producción respetuosos con el medio ambiente.

Busca fortalecer las economías de familias rurales en Santiago Del Estero, fomentar el arraigo, darle valor agregado y de origen.
 
Agustín piensa la gastronomía como un actor social, ambiental y cultural, responsable de cuidar, valorar la tierra, su transformación y ciclos.
A través de sus platos, cuenta la historia del norte argentino, sus lazos culturales, comunidades locales e identidad regional.

ÉDITION CUISINE 2023 – FINALISTA

Agustín Kuran

PROYECTO ÁNIMA

Emanuel Yáñez y Florencia Lafalla

Ánima es el proyecto de Emanuel Yáñez y Florencia Lafalla. Su nombre significa Alma y refleja su manera de sentir, pensar, hacer y vivir la gastronomía. Oriunda de Río Negro, su cocina se inspira en lo clásico y lo cotidiano con una impronta personal, buscando su propia identidad.

Su aporte se basa en mejorar el tratamiento de la naturaleza, respetando la disponibilidad del producto, sin forzar su ciclo natural productivo y abasteciéndose de pequeños productores, comprometidos con el medio natural y su preservación en el tiempo.

Fusiona un enfoque gastronómico íntimo con la presencia del entorno de San Carlos de Bariloche.
Su cocina se centra alrededor de las brasas, en la elaboración de platos con sabores profundos, con productos nobles y originarios de la Patagonia.

ÉDITION CUISINE 2023 – FINALISTA

Emanuel Yáñez y Florencia Lafalla

PROYECTO BAJO LLAVE 929

Enrique Sobral

Bajo Llave 929 es la experiencia gastronómica a puertas cerradas de Enrique Sobral. Busca difundir los sabores, los aromas y los colores provenientes de Entre Ríos.

Trabajan con productores regionales, lo que les permite conocer sus formas de producción, los espacios, las condiciones de trabajo, la calidad y trazabilidad de sus productos.

La cocina de Bajo Llave 929 pone en valor materias primas locales y nobles como la mandioca, la batata, el yacaré, el carpincho y especies fluviales como el pacú o el surubí. Bajo una fuerte influencia de la gastronomía de los pueblos originarios y de los países limítrofes, logra caracterizarse por una fuerte identidad regional.

ÉDITION CUISINE 2023 – FINALISTA

Enrique Sobral